Seminario FEHGRA «El nuevo liderazgo positivo con nuestros equipos” La Asociación participó activamente

La entidad participó de un nuevo encuentro virtual a cargo del  especialista español Domenèc Biosca Vidal quien por segunda vez es parte del Ciclo de Encuentros virtuales diseñado por la Federación y dirigido a empresarios de todo el país.; el objetivo de la Asociación es generar una Biblioteca de Contenidos para el Sector.

Con una coyuntura impactada por los efectos negativos del COVID-19, dijo que el liderazgo positivo puede ayudar a las empresas y organizaciones a fortalecerse.

“Vamos a hablar del liderazgo positivo de equipos, porque lo que está pasando hoy no es una crisis económica, es como una bomba que te cae en medio de tu país y paraliza absolutamente todo, sin saber cómo solucionarlo”, comenzó diciendo el reconocido especialista español Domenèc Biosca Vidal, en el espacio virtual creado por FEHGRA para acercar herramientas, estrategias, ideas innovadoras o reflexiones que ayuden a los empresarios del sector en esta difícil coyuntura ocasionada por el COVID-19.

Licenciado en Ciencias Empresariales, con un Máster en Dirección de Empresas, autor de 33 libros y conferencista internacional, el disertante ya había participado hace algunas semanas con enorme convocatoria del Ciclo de Encuentros virtuales, que puso en marcha la Federación a partir de la cuarentena. Hoy, nuevamente empresarios de todo el país se sumaron a la sala zoom, escucharon, preguntaron, compartieron y agradecieron las recomendaciones de Domenèc Biosca y su coequiper y compañera de vida, Susana Martínez Lustres, quienes hablaron sobre «El nuevo Liderazgo Positivo con nuestros Equipos».

Manda la demanda

La primera frase en la que Domenec Biosca pintó el panorama actual de la hotelería -escrita al comienzo de este texto- fue seguida de innumerables ideas que pueden ayudar al empresario a remontar la difícil situación: “Este ya no es un negocio para vender habitaciones. Ahora manda la demanda. Y el empresario tiene que vender felicidad. La gente no solo quiere estar sino ser feliz”. Expresó que hoy el cliente quiere ser conocido y reconocido, cuidado y acompañado: “Este es un oficio distinto. No solo hay que aprender el oficio, hay que aprender el mimo y el cuidado. Hay personas que son muy verticales, que dominan el oficio, pero no les sale del alma hacer esto. El objetivo ahora es fidelizar a la gente de esta forma”.

Liderazgo post COVID-19

¿Cómo amortiguar el impacto de la pandemia y ayudar a nuestra organización a fortalecerse? Se preguntó, y respondió que el liderazgo significa que debemos predicar con el ejemplo: “El líder debe convertirse en el motor de su equipo. Cuando tiene que dar órdenes, cuando la gente por atrás dice lo contrario, no hay líder. No tiene que ser un liderazgo impuesto, tiene que ser influyente para lograr un equipo comprometido». Agregó que un líder motivador debe ser próximo, paciente, generoso y estudioso. Además, debe ser relacional, actuando como facilitador de la proximidad y la empatía. La motivación personal en el trabajo se traduce en beneficios para el negocio, para las personas, y para el equipo de trabajo, al sentirse animados a esforzarse y aspirar a ser mejores.

Habló de las cinco cualidades para el liderazgo post COVID-19: poner inteligencia emocional y racional; tener clara la misión y las oportunidades; proponer soluciones en tiempo real y no generar incertidumbres; comunicar e informar; y tener visión a largo plazo.

Locuaz y a la vez gráfico en los conceptos que comparte, habló de poner en práctica las seis “F” del liderazgo positivo, que son Fiabilidad, Facilidad, Fiesta (estar de buen humor), Felicidad, Fidelización y Fascinación. Y remarcó que: “El líder es aquel que fascina”.

Se refirió a la importancia de cultivar la Marca Personal: “La Marca es lo que hablan los demás cuando uno no escucha”. Y propuso que cada líder piense quién es, cómo es, cuáles son sus valores y qué lo hace diferente.

El empleado, el embajador

Consultó a los participantes del encuentro virtual, ¿cuánto conocen a su equipo? “Es mi cliente interno, tengo que conseguir que hable muy bien de la empresa, son embajadores, y cuando llega a un cliente es ´el´ embajador. Mis empleados, mis anfitriones, mis embajadores… Es el reportero en tiempo real, y lo hace viral”.

Susana Martínez Lustres introdujo el tema de la comunicación efectiva. “La comunicación es el gran reto que tenemos por delante. Hay más posibilidades de equivocarse que hacerlo correctamente. Ya que no es solo lo que quiero decir, sino también lo que el otro está entendiendo. La comunicación con nuestros equipos tiene que ser efectiva para que no se pierda la información”. Y se hace efectiva cuando uno también escucha y observa la comunicación no verbal. Recomendó personalizar el mensaje para que la comunicación sea efectiva con cada uno de los integrantes.

Explicó que más allá de la preocupación de un buen líder para motivar, también hay “terrenos” que no están preparados para la motivación, refiriéndose a qué no todos los empleados tienen el mismo compromiso. Susana enfatizó: “Hoy más que nunca quiero compromiso en mi equipo”, y explicó que muchas veces el gran problema en las empresas es tener un equipo integrado por empleados con gran compromiso y otros que solo les interesa cumplimentar las horas de trabajo. ¿Por qué es un problema? Porque se suele exigir más a los empleados motivados, debido a que van a responder, y no es una buena estrategia. ¿La solución? Armar un equipo que comparta los mismos valores.

Test para el líder

Domenec Biosca presentó un test que denominó “El Rol del Líder Motivador”. Propuso que los presentes contesten si las practican o no, y a partir de ahí repiensen su estrategia.

  1. Ser próximos, utilizando un lenguaje fácil de entender con ejemplos sencillos y prácticos, facilitando que los asistentes “se abran” y así participen.
  2. Ser estudiosos para estar al día facilitando el cambio de mentalidad para transitar la “mentalidad de cambio”.
  3. Ser generoso, paciente, con buena escucha para transmitir equilibrio fomentando la concentración.
  4. Ser organizado para facilitar un método ordenado.
  5. Ser observador.
  6. Ser relacional, actuando como facilitador de la proximidad y la empatía.
  7. Ser constante para no abandonar el objetivo.
  8. Predicar con el ejemplo tanto en lo profesional como en los valores personales.
  9. Ser entusiasta transmitiendo pasión.
  10. Ser humilde, explicando sus errores, qué aprendió, más los esfuerzos en el camino de su aprendizaje.

El Ciclo de encuentros es organizado por el Departamento de Capacitación y Formación Profesional, a cargo de la doctora Ana María Miñones, prosecretaria de la Federación.

Publicado en: Novedades

Deje su Comentario (0) ↓

Deje su Comentario